Cómo evitar que las cerraduras se atasquen

El atasco de las cerraduras es uno de los problemas más habituales del mundo de la cerrajería. Si quieres evitar que tus cerraduras se atasquen, entonces te recomendamos que sigas leyendo para conocer algunos secretos y trucos al respecto.

¿Cómo podemos evitar los atascos en las cerraduras?

Como cualquier cerradura puede atascarse. Sin embargo, es menos habitual que una cerradura que se usa frecuentemente se atasque que una que permanece casi sin uso. Por eso, queremos enseñarte algunos consejos para evitar que las cerraduras se atasquen.

Engrasar las cerraduras y las llaves

Normalmente, antes de atascarse de forma definitiva, una cerradura ofrece ciertos síntomas de mal funcionamiento. Lo que debes hacer cuando los notes, es engrasar tanto la cerradura como la llave, para evitar que el problema se vuelve permanente. Para engrasar la cerradura y la llave, sólo tienes que usar un pincel. Es realmente sencillo.

Usar parafina

La parafina es otra buena solución en estos casos. Tienes que usarla de la siguiente forma: colocas la llave en agua caliente, y luego introduces la parafina en ella. Cuando la llave tenga parafina, la quitas y vuelves a usarla de forma normal. Se trata de un lubricante muy poderoso, así que seguramente te ayudará a evitar atascos.

Usar minas de lápiz

Si el atasco no es demasiado importante, las minas de los lápices pueden ser una excelente solución en estas situaciones. Tienes que pintar con ella los dientes de la llave. Nada más que eso.

Quitar la cerradura de la puerta

Si el atasco amenaza con dejar atascada tu puerta del todo, puede que una buena solución parcial sea la de quitarla directamente, al menos hasta que llegue un cerrajero para poder resolver el problema. Con conocimientos mínimos podrás hacerlo.

Reparar la cerradura con un cerrajero

Como decíamos, cuando el atasco llega a un punto en el que no permite el habitual uso de la puerta, lo mejor que puedes hacer es llamar a un cerrajero de confianza para que él se encargue de reparar la cerradura, o bien de colocar una nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *