Cómo evitar robos en vacaciones

Las vacaciones familiares son uno de los principales momentos en que los ladrones intentan ingresar a las casas forzando sus puertas y cerraduras. Si quieres evitar pasar por esta situación desagradable, sigue leyendo para saber más al respecto.

Los ladrones no deben saber que la vivienda está vacía

Lo primordial si quieres evitar que te roben durante las vacaciones, es que los ladrones no sepan que la vivienda se encuentra vacía. Pedirle a un familiar que pase por la casa al menos un par de veces por día, es una buena estrategia para despistar. Además, conviene no ventilar demasiada información sobre tus movimientos en las redes sociales, ya que los ladrones las revisan frecuentemente. Cuanta menos información sepan quienes están alrededor tuyo, mucho mejor será para ti.

Instalar un temporizador de luces

Un temporizador de luz, que se encienda a determinada hora, cuando cae la noche, es otra buena idea para simular la presencia de gente dentro de la casa. Además, son muy fáciles de instalar, y su gasto es ínfimo, así que no debes descartarlos.

Deja un teléfono de contacto

Siempre que te vayas de vacaciones, tienes que dejarle tu número de contacto a quien se encargará de pasar por tu casa a revisar el correo y demás. Así podrá comunicarse contigo en caso de que algo haya pasado, aunque uno siempre espera lo mejor.

No dejar en casa cosas de valor

Más allá de todas las precauciones que hemos mencionado, resulta fundamental que no dejes dinero u objetos de demasiado valor en la casa. De este modo, aunque efectivamente los ladrones entre en tu casa, no tendrán nada importante que llevarse.

Evitar robos en vacaciones

Usa buenos sistemas de seguridad

Las cerraduras invisibles son una buena estrategia para obtener nuevos niveles de seguridad. Su ventaja es que no pueden ser manipulables desde el exterior. Además, podrías complementarlas luego con algún tipo de alarma o cámaras de vigilancia.

¿Me han robado, que hago?

Si efectivamente te han robado, tienes que llamar a la Policía incluso antes de ingresar a la vivienda. Cuando ellos hayan recorrido y tomado las muestras que necesitan, te darán el visto bueno para que ingreses a tu hogar, y realices el conteo de las pérdidas. En esos casos, tienes que hacer un listado de todos los elementos robados, para de esa forma pasárselos a la gente del seguro que tengas contratado.

Cómo evitar el bumping

El bumping es la principal técnica utilizada por los ladrones para violentar las puertas de las viviendas, y así entrar en su interior. En efecto, no está de más conocer algunos secretos o trucos para evitar que puedan ingresar así a nuestros hogares.

¿Qué es el bumping?

Antes que nada, el bumping es una técnica para abrir puertas, primero utilizada por los cerrajeros, y que pronto tomaron también para sí los ladrones. Se trata de la misma técnica que algunos conocen como técnica de los golpes. La idea es meter una llave en la cerradura, y darle unos pequeños golpes, hasta que el cilindro ceda y la puerta se abra. Es uno de los métodos más sencillos que existen para abrir una puerta, y por eso, una de las técnicas que los ladrones suelen utilizar a la hora de dar un golpe. Un profesional preparado puede abrir una puerta con la técnica del bumping en apenas 30 segundos.

¿Qué hay que saber del bumping?

Lo primero, que se trata de una técnica antigua. Desde hace más de una década adoptada por los ladrones, y ya no sólo por los profesionales del rubro. Es por eso que desde entonces los robos forzando puertas han crecido de forma alarmante. Y lo peor de todo, es que 9 de cada 10 puertas pueden ser abiertas de este modo sin problemas.

Evitar el bumping

Como las llaves que permiten realizar el bumping se consiguen fácilmente, es conveniente que hagamos todo lo posible para evitar que nos roben. En efecto, vamos a analizar qué puedes hacer para que no fuercen tus puertas de este modo.

¿Merece la pena cambiar la cerradura?

Si tienes una cerradura de las antiguas, es mucho más probable que pueda abrirse con esta técnica. Por eso recomendamos cambiarla por una más nueva. Invertir en una cerradura más segura o un cerrojo puede ser una buena alternativa en estos casos.

¿Qué cerradura antibumping comprar?

Si vas a cambiar tu vieja cerradura por una nueva, nosotros te recomendamos especialmente que te fijes en que sea una cerradura ya no sólo antibumping, sino también anti taladro, anti ganzúa y anti palanca. Conviene realizar una inversión total en estos casos, a una inversión mínima que te provoque problemas igualmente al poco tiempo. Un escudo protector para el bombin puede ser otra buena alternativa a considerar en este tipo de situaciones tan particulares. Eso evitará que el ladrón vea la marca de la cerradura, y le dificultará que pueda aprovechar la técnica del bumping.

Cómo evitar que las cerraduras se atasquen

El atasco de las cerraduras es uno de los problemas más habituales del mundo de la cerrajería. Si quieres evitar que tus cerraduras se atasquen, entonces te recomendamos que sigas leyendo para conocer algunos secretos y trucos al respecto.

¿Cómo podemos evitar los atascos en las cerraduras?

Como cualquier cerradura puede atascarse. Sin embargo, es menos habitual que una cerradura que se usa frecuentemente se atasque que una que permanece casi sin uso. Por eso, queremos enseñarte algunos consejos para evitar que las cerraduras se atasquen.

Engrasar las cerraduras y las llaves

Normalmente, antes de atascarse de forma definitiva, una cerradura ofrece ciertos síntomas de mal funcionamiento. Lo que debes hacer cuando los notes, es engrasar tanto la cerradura como la llave, para evitar que el problema se vuelve permanente. Para engrasar la cerradura y la llave, sólo tienes que usar un pincel. Es realmente sencillo.

Usar parafina

La parafina es otra buena solución en estos casos. Tienes que usarla de la siguiente forma: colocas la llave en agua caliente, y luego introduces la parafina en ella. Cuando la llave tenga parafina, la quitas y vuelves a usarla de forma normal. Se trata de un lubricante muy poderoso, así que seguramente te ayudará a evitar atascos.

Usar minas de lápiz

Si el atasco no es demasiado importante, las minas de los lápices pueden ser una excelente solución en estas situaciones. Tienes que pintar con ella los dientes de la llave. Nada más que eso.

Quitar la cerradura de la puerta

Si el atasco amenaza con dejar atascada tu puerta del todo, puede que una buena solución parcial sea la de quitarla directamente, al menos hasta que llegue un cerrajero para poder resolver el problema. Con conocimientos mínimos podrás hacerlo.

Reparar la cerradura con un cerrajero

Como decíamos, cuando el atasco llega a un punto en el que no permite el habitual uso de la puerta, lo mejor que puedes hacer es llamar a un cerrajero de confianza para que él se encargue de reparar la cerradura, o bien de colocar una nueva.

Cómo elegir el motor para automatizar las persianas

Si ya no quieres estar levantando y bajando las persianas de forma manual, tienes que saber que existe la posibilidad de hacerlo de modo automático. Claro, para ello necesitamos instalar un motor, y vamos a enseñarte las cuestiones importantes al respecto.

Ventajas de las persianas motorizadas

Uno de los principales beneficios que nos ofrecen las persianas motorizadas, tiene que ver con la comodidad, ya que no tendremos que volver a levantarlas ni bajarlas. Es decir, nos ahorraremos una buena cantidad de esfuerzo diario en este sentido. Incluso, las persianas motorizadas más modernas, permiten programar un horario para levantarse y otro para subirse. Otra de las ventajas de estas persianas es que como se mueven automáticamente, harán creer a los ladrones que hay gente en casa incluso cuando no la hay. Además, las persianas motorizadas son mucho más fáciles de instalar de lo que la mayoría de la gente piensa. Esto se debe a que si contratamos a un cerrajero profesional, podrá llevar a cabo esta tarea en apenas un rato, ya que cuenta con los conocimientos y herramientas específicas.

¿Cuáles son las claves de las persianas automatizadas?

Lo principal que debemos saber acerca de las persianas automatizadas es que son más seguras que las tradicionales, que no requieren de ningún esfuerzo en el día a día, y que son mucho más fáciles de instalar que lo que la mayoría cree.

¿Qué hay que mirar al comprar un motor para una persiana?

Algunos elementos a considerar antes de instalar persianas automatizadas en casa tienen que ver con analizar el ancho de la cinta, que suele ser de 15 o 23 centímetros. De hecho, se las conoce como modelo mini o modelo de cinta ancha, respectivamente. El material es otro de los aspectos de las persianas automatizadas a tener en cuenta. Casi siempre estas persianas están fabricadas en aluminio o en plástico.

Tipos de motores

Las persianas automatizadas tienen dos tipos de motores por lo general. El motor más habitual es el motor tubular, o también conocido como motor de cinta. Se trata del modelo más habitual. Luego, tenemos los motores de cinta o no tubulares. En este caso, también hay una subdivisión, ya que están los motores de superficie, y los motores de empotrar, que son más elegantes, teniendo en cuenta que quedan escondidos, disimulados.

Extras a tener en cuenta a la hora de comprar un motor para persianas

Los motores con sensores solares son la última tendencia en persianas automatizadas. Gracias a ellos, el sistema sabe cuándo hay sol, o cuándo es de día, y de esta forma tan sencilla regula si tiene que levantar o no las persianas. Algo muy sencillo. Incluso podrás graduar la cantidad de luz solar que quieres tener en tu habitación. Otras persianas automatizadas destacan porque poseen mandos a distancia, de modo que son mucho más fáciles de controlar, aunque no automáticas. Estas persianas automatizadas son las mismas que permiten programar sus horarios desde el propio mando.

¿Cómo elegir el motor adecuado para cada persiana?

El motor de tus persianas automatizadas dependerá tanto del peso de la persiana como del diámetro del eje. Como regla general, te recomendamos que contrates un cerrajero profesional para instalar las persianas automatizadas en tu vivienda.